Por qué hay que ver a Woody Allen

Por REBECA GARRIDO VIRTUDES

Cuando uno habla de Woody Allen en público sólo dos cosas pueden pasar: su interlocutor abre espontáneamente los ojos en un claro gesto de admiración o frunce el ceño de manera violenta, haciendo constatar de este modo su odio al director. Esta afirmación, aunque pueda parecer un tanto exagerada, no lo es: a Woody Allen se le odia o se le ama, no caben otros supuestos.

La mayoría de las veces quienes muestran públicamente su recelo hacia el neoyorquino suelen excusarse en su vida personal y sus problemas judiciales. Quienes, por el contrario, ejercemos el papel de defensores lo hacemos aludiendo a ese personaje de gafas grandes y estatura menor a la media que tantas horas de entretenimiento y enseñanzas nos ha legado gratuitamente: el Allen creador, el Allen director, el Allen genio.

Las películas de Woody Allen son un claro reflejo de la vida misma, además de describir de un modo minucioso las preocupaciones y circunstancias que envuelven al ser humano como una gran tela de araña. Ningún cineasta ha sabido retratar como él el amor y la muerte, las miserias y alegrías humanas, la insatisfacción que produce el paso del tiempo y al mismo tiempo el gusto por vivir. Sus films siempre tienen el mismo hilo conductor: un ambiente cosmopolita en el que se mueven unos personajes con infinidad de dudas y obsesiones que se encuentran en la búsqueda constante del sentido de su existencia y, por ende, un ser con quien sentirse comprendidos y amados. En muchas de sus producciones es el propio Allen quien protagoniza sus historias. Esta peculiaridad nos ha permitido conocer al Woody más humano, con sus pensamientos políticos sarcásticos y pesimistas, su depresión llevada a la sátira o su obsesión por encontrar el modo exacto de satisfacer a las mujeres. De hecho, la vida de sus personajes tiene tantas coincidencias con la del humorista que sería arriesgado situar una línea exacta que separe la realidad de la ficción. Pensemos, por ejemplo, en aquella escena de Annie Hall en la que Alvy Singer se enzarza en una acalorada discusión con un supuesto profesor de la Universidad de Columbia que alardea sobre sus conocimientos de McLuhan en la cola de un cine. Ahora pensemos que Woody Allen fue expulsado de la Universidad de Nueva York por sus bajos resultados académicos y que, además, asistió a una clase de producción cinematográfica muy similar a la que imparte el profesor que aparece en su película. Imposible no sonreír al darse cuenta del humor mordaz del judío más famoso de Nueva York.

woody-allen

Pero dejando de lado al Woody más personal, el director nos muestra la complejidad de las relaciones personales  a través de su filmografía. Sus modelos (Bergman, Fellini, Chaplin o Buñuel) están muy presentes en sus producciones, así como las materias filosóficas que tanto le apasionan y, en especial, el nihilismo de Nietzsche o la enseñanza moral de Crimen y castigo de Dostoievski. A todo ello se suma el gusto por la música clásica y el jazz que tanto admira y conoce el cineasta.

¿Que por qué debe usted perder su tiempo viendo el cine de Woody Allen? Sencillo: porque el director no sólo reflexiona acerca del amor, el paso del tiempo o la caducidad de los sentimientos humanos en sus producciones, sino que también se pregunta sobre las cuestiones trascendentales que los grandes pensadores de la humanidad – filósofos, científicos o poetas – se han ido haciendo a lo largo de los siglos: por qué estamos aquí, por qué vamos a morir, por qué el hombre no puede ser feliz. Porque, tal y como define el neurótico Alvy Singer en Annie Hall, “la vida está llena de soledad, miseria y sufrimiento y, sin embargo, se acaba demasiado deprisa”. Casi tanto como las películas de Woody Allen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s