Kenji Goto: “El odio no es para los humanos”

kenjiGoto

Kenji Goto

“Cierro mis ojos y espero. Si grito o enloquezco será el fin. Se parece a una oración. El odio no es para los humanos. El juicio le corresponde a Dios. Es lo que he aprendido de mis hermanos y hermanas árabes” – Kenji Goto

 

[FERNANDO ANTEQUERA] Este es el tweet que Kenji Goto escribió el 7 de septiembre de 2010. El periodista nació en Sendai, Japón, en 1967, y murió decapitado en un lugar desconocido de Siria el pasado 31 de enero. Su trabajo era su vocación. Cubrió conflictos en diversos países de África y Asia, dando a conocer el sufrimiento de los inocentes, especialmente de los niños y niñas que viven la desolación de las guerras. Su labor humanitaria convierte a Kenji Goto en un símbolo de quienes dan su vida por los demás hasta las últimas consecuencias.

 

Goto, 47

目を閉じて、じっと我慢。怒ったら、怒鳴ったら、終わり。それは祈りに近い。憎むは人の業にあらず、裁きは神の領域。-そう教えてくれたのはアラブの兄弟たちだった。- Kenji Goto
Una luz sensible se marcha
testigo del desierto de sangre
en que caminan sus captores.
Un hombre bueno es
reflejo de sonrisas infantiles
grabadas entre la oscura
barbarie de las creencias
cercenadas por los cuchillos.
Un hermano bueno pierde
su sonrisa, su pelo de samurái,
combatiendo el silencio
de los viles perros ciegos
a la carrera del odio.
Un hijo bueno, un padre
amable, asume el seppuku
con cuarenta loas altivas
del tantō afilado de los captores
que elogian la valentía de Kenji;
sus ideales habrán rodado
siete veces en apología de su
honor.
Cuando un hombre bueno muera,
cerrad sus párpados y guardad silencio.
No dejéis que el miedo ni la ira
surjan como premio a la necedad.
Sed cántico divino, sed voz en plegaria
astuta, calmada, como la paz de sus ojos
rasgados, para quien la muerte vino
de mano de sus hermanos.
– Fernando Antequera.
Puedes seguir al autor en Twitter: @ferantek
Anuncios

4 comentarios en “Kenji Goto: “El odio no es para los humanos”

  1. Es increíble cómo puede el ser humano puede crear dos cosas tan opuestas: odio y paz.
    Gracias Fernando por este poema que, personalmente, me evoca paz ante un hecho tan triste y, permíteme, odioso.

  2. ¡Qué bonito! Realmente emociona y me lleva a pensar en todas esas personas anónimas que viven por lo que creen hasta sus últimas consecuencias y en que igual sí que se puede cambiar el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s